¿COMO CRIAR A TU AVE PAPILLERA?

¿COMO CRIAR A TU AVE PAPILLERA?

Lo necesario para cuidar de nuestra mascotita será un recipiente donde tenerlo, una jeringuilla sin aguja, calor y papilla adecuada.

El recipiente puede ser un transportín  adecuado para ellos, una caja de plástico, tuper, fauna box...(siempre que sea transparente). No es aconsejable una caja de cartón ni madera.

La calor ideal es en torno los 27º se puede utilizar una manta eléctrica para cervicales o lumbar que tiene el tamaño suficiente. Siempre hay que vigilar que el pollito no se queme por lo que se pondrá entre la caja y la manta una toalla o mantita que no se deshilache como precaución. También se pueden utilizar botes de cristal con agua caliente cubiertos con toallas o paños de igual manera para no quemar al pollito. El calor debe mantenerse hasta que este emplumado por completo.

El material para el suelo de la caja puede ser viruta de madera, papel de cocina o ambas cosas.

Su alimentación en los primeros días de nuestra mascota será solo con papilla, hay que asegurarse para que aves está indicada cada papilla, por ejemplo, una papilla de yacos, amazonas... lleva un alto contenido en grasa y no es adecuada para agapornis, ninfas.... podríamos dañar el hígado de nuestra ave.

Para preparar la papilla cogeremos un vaso de cristal y mezclamos agua embotellada calentada con el polvo de la papilla hasta conseguir una mezcla similar a la de unas natillas. Es aconsejable dejar reposar la papilla un par de minutos porque suele espesar un poco después de prepararla, ante la duda, mejor darla un poco líquida que espesa para que no le cueste digerir.

Para asegurarnos de temperatura de la papilla probamos unas gotitas en la muñeca, debe de estar caliente pero que no queme.( 38º)

Las tomas serán 3 al día si tiene aproximadamente 30 días, si cuando le toque la siguiente toma observamos que el buche no lo ha vaciado del todo tendremos que esperar para no correr el riesgo de que fermente la comida. Lo normal es esperar entre las tomas unas 6 horas para que la digestión sea buena y el buche esté vacío. En el caso de que nuestro pollito tenga menos días y estemos dándole 4 tomas habrá que respetar unas 4,30 horas entre las tomas como mínimo asegurándonos también de que el buche esté vacío. También lo podemos ver palpando el buche del animal.

Si observamos tirantez en el buche debemos parar aunque nos pida más porque hay algunos que no tienen fin a la hora de comer, y si por el contrario no quieren comer la cantidad que suelen comer siempre no hace falta obligarlos, en la próxima toma van a comer con más apetito.

Nunca se guarda la papilla anterior ya que fermenta y puede provocar una infección por hongos, por este mismo motivo se lavan los utensilios con agua caliente y no con detergentes.

Una vez haya comido nuestro pollito debemos ponerlo en su caja para que haga su digestión con su temperatura y después sacarlo si queremos, no es bueno hacer la digestión a baja temperatura.

Cuando nuestro pollito esté emplumado, empiece a estar ya inquieto y quiera salir de su cajita es el momento de ir pasándolo a ratos a su jaula y de ir poniendo comida sólida y fruta para que valla picoteando a una altura cómoda para él. También le pondremos agua aunque en poca cantidad por si la derrama o se cae dentro aún no debe bañarse.

 Con el paso de los días nuestro pollito cada vez quiere menos papilla, comerá con ganas al principio y saldrá volando, entonces es el momento de ir quitando tomas y se aconseja empezar por la del medio día, él será quien nos va a ir guiando con el destete rechazando la papilla cada vez más y alimentándose por si sólo.

Próximamente la siguiente toma en quitar será la de la mañana, la de la noche es la última en quitar hasta que también la rechace.

Sobre los dos meses la mayoría de papilleros están destetados por completo, el que se adelante o atrase no supone ningún problema ya que todos no tienen el mismo comportamiento.

Y por último debemos interactuar mucho con ellos desde muy pequeños jugando, silvándoles, hablándoles, acariciándoles y dedicándole tiempo ellos estarán felices y nosotros nos sorprenderemos con los resultados.